Domingo, 20 de Abril de 2014, 15:35 (18:35 GMT)

07 de Marzo, 2013 | Espectáculos

Elton John, inolvidable

Acompañado de su piano y su extraordinario talento, la leyenda de la música mundial repasó sus grandes éxitos en una noche memorable en Paraguay.

Toda la prestancia y el profesionalismo de Elton John. Prometió volver junto con sus músicos.Foto Última Hora/Fernando Calistro

De aquellas noches que traen reminiscencias, de aquellas canciones que tocan el alma, un piano y un talento inigualable fueron suficientes para transformar dos horas en momentos imborrables.

Elton John demostró lo mucho que tiene de sir con su puntualidad británica –que tomó desprevenida a la costumbre paraguaya- y lo extraordinariamente exquisito y prolijo que es a la hora de ejecutar el piano.

El público paraguayo pudo sentirse privilegiado. Al gran honor del concierto intimista, de poder disfrutar del soberbio piano Yamaha del cantante, también gozó con un repertorio que rompía con el setlist de la gira “40 Aniversario de Rocket Man”.

Con un sacón con brillantes, el cantante inglés arrancó con uno de sus clásicos “The One”, que despertó tímidos aplausos del público que aún se acomodaba en sus localidades. Tras un breve y circunspecto saludo, llegaron luego canciones de los años 70 como “Sixty years on”, “Border song”, “Levon”, “Tiny dancer”, “Monalisas and Mad Hatters” y “I'm still standing”, cuyo ritmo despabiló a los presentes.

En uno de los puntos altos de la noche, un tridente de sus más grandes éxitos como “Believe”, “Daniel” y “Rocket man” se hizo presente para hacer latir el corazón con más fuerza. De la balada a los temas más movidos, de los grandes éxitos a los medianos, todo se ajustaba a la sincronía perfecta que destelló Elton John, al promediar el show.

Breve y conciso se mostró durante toda la noche en su interacción con el público, consciente quizás que su talento no está en la charla, sino en la seducción que logra en las melódicas canciones que ha compuesto en su larga y exitosa carrera de más de 40 años.

Luego llegaron canciones como “I Guess That's Why They Call It the Blues”, o “Philadelphia Freedom” que el público siguió con la admiración del primer minuto. Luego llegaron dos canciones muy conocidas en Paraguay, “Nikita” y “Don't let the sun go down on me”, que los asistentes al Court Central del Yacht recitaron el coro al unísono, que agradó al artista.

En la última parte de la presentación, Elton John siguió repasando sus viejos éxitos como “Honky Cat”, “Sorry seems to be the hardest word”, y “Bennie and the jets”, así como la emotiva “Candle in the wind”, un tema de los 70, pero reversionada para los funerales de la princesa Diana, amiga personal del cantante.

Ya cerca de las 11 de la noche, Elton John puso punto final a su presentación con la rítmica versión de “Crocodile Rock”. El adiós era inminente. Aunque estaba satisfecho, el público pedía más. El sir respondió a la petición de los asistentes con dos versiones breves de “Circle o life” y de la romántica “Can you feel the love to night”, que coronó una magnífica noche de uno de los mejores baladistas contemporáneos.

De esto se trataba el concierto intimista que había prometido el artista, edificar entre público y escenario una alianza en torno a las canciones que durante décadas han deleitado al público. La ovación final evidenció que Sir Elton cumplió con creces.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Comentarios

0 comentarios

Deje aquí su comentario

Webs amigas

También podría interesarle:

Precios accesibles y sectores exclusivos disponibles para el RS8

Leer más