Miércoles, 23 de Abril de 2014, 21:58 (00:58 GMT)

20 de Junio, 2013 | La Opinión de Mariano Nin

¿EPP asesino o Estado ausente?

No me caben dudas. El autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo no es más que un puñado de delincuentes, que aprovechando la pobreza y la ausencia del Estado busca imponer el terror para garantizar su propia existencia.

Desde su aparición, aproximadamente en el 2008, ha sufrido varias bajas, pero nada contundente a juzgar por sus nuevas incursiones, siempre violentas.

Secuestros, quema de retiros, ataques a estancias, a comisarías y el asesinato a la suerte o selectivo, son los métodos con los que quiere hacer valer su ideología marxista-leninista y nacionalista. En el fondo, mata a campesinos inocentes, castiga a gente trabajadora con una política de miedo amparada en la trascienda de la Iglesia Católica. Es la realidad.

Inteligencia lo ubicó en un triángulo inexpugnable entre Hugua Ñandu, Paso Barreto y Puentesiño, en la zona de Concepción y con fuerte influencia en San Pedro.

Pero en el terreno, no existe, es como si se lo hubiera tragado la tierra.

Se comprobaron los nexos con los guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), un grupo que sostiene su poderío gracias a su sociedad con el narcotráfico. Así que la cosa es grave…y todo hace suponer que va a empeorar.

Hace unos días, en una reunión con un grupo de autoridades, una de ellas decía que “la pobreza no es justificativo para amparar a la delincuencia”.

Unos minutos después otra autoridad, que había investigado al grupo, aseguraba que en esa zona no hay siquiera puestos de salud, y que las embarazadas mueren al dar a luz por falta de atención.

“La pobreza no justifica el amparo a la delincuencia”, pero ¿cómo le explicás a un padre que perdió a su esposa y su hijo por falta de hospitales, que el Estado es mejor que el EPP?...

¿Cómo le decís a un campesino explotado, expuesta su familia a agrotóxicos, o desnutrido, que el capitalismo es mejor que el socialismo?...

El Estado no pone escuelas, mientras los niños campesinos son adoctrinados para convertirse en soldados del odio.

El equipo periodístico de Algo Anda Mal (Canal 13) recorrió amplias zonas del país, lejos y cerca, desnudando un denominador común: el abandono. El país pudo ver la cara del país que no se ve. Y pese a todo, terminaron siendo las personas comunes quienes primero se espantaron, y luego se solidarizaron. Los demás (nuestros gobernantes) son ciegos, o en todo caso, no tienen TV.

Yo creo que mientras el Estado no tenga presencia en los lugares más recónditos del país, sus habitantes seguirán siendo presa fácil de falsas luchas sociales. Una cadena destructiva al amparo de las necesidades.

Y el EPP seguirá siendo un puñado de delincuentes comunes, protegido por una gigantesca red de informantes chantajeados por la necesidad y el hambre.

Así, no es difícil saber por qué la lucha no arroja resultados. Nuestros políticos hacen leyes que solo benefician a unos cuantos, hacen ostentación de su riqueza, y las tierras, explotadas por unos pocos, siguen siendo de nadie en un país acostumbrado a la sumisión.

No soy especialista, pero creo que se debería encarar la lucha desde la raíz. Un estado presente, que garantice a sus ciudadanos sus derechos, que cumpla con sus obligaciones y que inspire confianza y respeto, con fuerzas policiales y de seguridad entrenadas y bien equipadas.

Por ahora, llevamos la de perder. Y la cosa, por decirlo de alguna manera, se viene fea.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas