Viernes, 25 de Abril de 2014, 03:31 (06:31 GMT)

21 de Octubre, 2011 | Caminito al costado del mundo

Desde el fin del mundo

Bienvenidos. Hoy es nuevamente el fin del mundo. Una vez más las predicciones de no sé quien, ni con que hierba estuvo inspirado, determinó que el mundo dice basta en el transcurso de la jornada. Mientras tanto, ataviado con una ropa interior limpia y de buena calidad no sea que me tome desprevenido este hecho histórico, seguimos esperando que el fin de los tiempos llegue.

Como incrédulo que soy a este acontecimiento, lo más probable es que mi futuro inmediato sea observar el devenir de la humanidad desde el sótano. Aunque no temo a esta realidad, puesto que tengo algo de entrenamiento al estar en este oficio en los medios de comunicación, analizando periódicamente los temas de la política y sociedad local.

Supongo que cerca de mí estarán los que defienden las listas sábana. Esos que no quieren que nada del maldito status quo de nuestro país cambie. Defendiendo este sistema electoral mantienen al país en medio de la pobreza, la miseria, la inseguridad, alentando la muerte de miles de compatriotas por causas prevenibles. También creo que veré a los conductores irresponsables que suben en motos a sus hijos menores como racimos de uvas, sin respetar las normas de tránsito ni el sentido común. Que un padre o una madre no se preocupe por la salud de sus niños es un motivo más que justificado para ocupar una plaza de privilegio allá bien abajo.

Otros que estarán programando las actividades con el fin de entretenernos serán los directores de los canales de televisión de nuestro país. Ya que viven regodeándose con los crímenes más sangrientos, embruteciendo miles de mentes por día, hallarán un doble motivo para tener una placentera estadía: La facilidad de entrevistar a los protagonistas de los hechos luctuosos, y un público interesado en conocer las macabras escenas con la que nos deleitan día a día. Seguro que lidiarán por una exclusiva con Gadafi y sus captores. Pensándolo bien, serán buenos programas de debate, pistola de oro de por medio.

Como amante del fútbol tendré no solamente jornadas deportivas periódicas, sino que serán televisadas gratis para el pueblo. Con los empresarios, dirigentes y auspiciantes de siempre. Realmente mucho no cambiaría allí abajo. Los políticos de todos los colores, abogados miserables, médicos irresponsables, huelguistas de toda calaña, planilleros de la Justicia Electoral, los que defienden los subsidios multimillonarios a partidos políticos, los mercaderes que se parapetan en organizaciones no gubernamentales para enriquecerse en nombre de los pobres, los que negocian a cualquier costo productos, servicios o sus propios valores sin un ápice de vergüenza.  ¡Y muchos otros más!

Finalmente entro en razón y noto que más que un castigo insoportable, la imagen que me viene a la mente de ese lugar después de la vida terrenal en Paraguay, es lo más parecido a realizar unas vacaciones en Cambioriú ¡Le encontrás a todo el mundo!

Eso sí. Le voy a extrañar mucho a Agus y Enchi mis hijitos que son la luz de mi vida. Ellos merecen estar en un lugar mejor. En donde no existan pobres, ni mendigos. En donde la injusticia, la desigualdad y la inseguridad sean parte de una historia que no va a volver nunca más. En un paraíso en donde sean felices.

Tal vez estos agoreros del fin del mundo una vez más se equivoquen y ustedes amigos tengan que soportar otros post de este escribidor. Por eso, además de imaginar el más allá, debemos renovar nuestro eterno compromiso de dar todo por construir un país mejor. Nuestros hijos y los hijos de estos lo merecen. Indudablemente.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas