Lunes, 21 de Abril de 2014, 10:35 (13:35 GMT)

16 de Diciembre, 2011 | Caminito al costado del mundo

Amor (y castigo) en los tiempos del Twitter

Es innegable la influencia de las nuevas tecnologías en nuestras vidas. Esta aldea globalizada, en la que la supervivencia cada día ofrece una nueva variante para hacer más interesante nuestro deambular por el mundo, impacta de forma contundente en nuestras existencias, transformando la siguiente dicotomía en un planteamiento fundamental e impostergable: o nos adaptamos, o estamos fritos. Así de sencillo es el tema.

Sino pregúntele al ex Comandante de la Policía Nacional Crio. Idalino Bianconi, que pidió su pase a retiro por un escándalo que hace unos meses nada más parecería algo impensable. El caso es sencillo e ilustrativo: el hijo del agente, posó y se sacó algunas fotos con bienes de la institución a cargo de su padre. Una cuestión que podría tratarse de un tema particular y sin consecuencias, si el chico no hubiese publicado estas imágenes en su cuenta personal del Facebook.

Esta ostentación pública generó todo tipo de cuestionamientos. La consecuencia fue la salida decorosa del Crio Bianconi, intentando aplacar las críticas hacia las autoridades de seguridad del Gobierno. Haciendo una analogía rápida y si quiere algo forzada, ni las acciones del Ejército del Pueblo Paraguayo pudieron mover el piso al ex Comandante, sí su hijo quien inocentemente en una publicación posterior se despedía de esta red social diciendo que la amaba, aunque le hizo mucho daño.

En las últimas horas se presentó en la agenda pública una trama con las características de estos nuevos tiempos. La Junta Municipal de Asunción inició acciones legales ante la Fiscalía para pedir que se dé de baja una cuenta en otra red social, Twitter. La misma, @INFOBARRERAS, según señalan, obstruye la labor de las Policías, Municipal de Tránsito y Nacional, con lo que se complica el trabajo a ambas instituciones, favoreciendo la circulación de borrachos y asaltantes, de acuerdo a las expresiones de su mentor, el concejal Hugo Ramírez.

Hay que hacer una salvedad en este caso. La empresa que administra @INFOBARRERAS se limita a retransmitir información que es proporcionada por los usuarios de Twitter. En otras palabras, no son ellos los que generan las noticias, sino la propia gente utiliza este canal para encontrar y ofrecer su “solidaridad” y evitar los malos ratos que producen los controles policiales. Otro condimento particular de este planteamiento es lo que señaló el propio Concejal Ramírez. El pedido realizado ante el Ministerio Público es débil porque en el Código Penal no existe una tipificación específica acerca del delito que comete @INFOBARRERAS para ser eliminada de la red social.

Si bien, ambos casos tienen sus diferencias, poseen una raíz común. La educación, que se refleja en la forma en la que se utilizan estas redes sociales. Tanto el Facebook como Twitter son herramientas imprescindibles para nuestra vida actual. Desde el plano profesional, hasta el vínculo con otras personas. El problema no está en ellas, sino en la utilización que da a las mismas.

Si el hijo del ex Comandante Bianconi hubiera sabido que los bienes del Estado no son trofeo de colección y que al publicar unas fotos ante el mundo se exponía a estas consecuencias, estoy convencido que no lo hubiera hecho. Si hablamos de un aumento de accidentes y asaltos, con personas que evaden los controles, entonces, eliminar @INFOBARRERAS no es la solución. Porque si borran esta cuenta, podrán aparecer miles más de las mismas características cumpliendo el mismo fin, comunicar lo que la propia gente genera. En todo caso, si queremos disminuir los índices de mortalidad en el tránsito y de delitos en la sociedad, apuntemos a la formación crítica de las personas. Si somos conscientes de los alcances de las informaciones que brindamos, entonces sabremos que postear y que no. En todo caso, la empresa que maneja esta cuenta en Twitter lo que hizo fue utilizar un factor común para generar información. Pedir responsabilidad a otros tampoco es la solución, el compromiso debe ser particular e indelegable, siempre.

En pleno siglo XXI aislar a los enfermos o eliminarlos en un planeta pequeño ya es parte del pasado. Aquel que embelleció historias de amor como la de Florentino Ariza y Fermina Daza en “El amor en tiempos del cólera”. Ahora vivimos en otro tiempo, en el mundo de las redes sociales. Despertemos.

Si usted comenta utilizando una cuenta de Facebook, la información de su perfil (trabajo/empleador/localidad) puede ser visible en su comentario dependiendo de sus ajustes de privacidad. Si la casilla "Publicar en Facebook" ("Post to Facebook" en inglés) se encuentra seleccionada, su comentario será publicado en su perfil de Facebook en adición a Paraguay.com

Webs amigas